Domingo, 29 de Julio de 2018
“Sal y luz”

“Sal y luz”
Mateo 5: 13-16
Bienvenida – Saludos – Anuncios
El saludo del cristiano

Llamado a la adoración
Salmos 66: 1-4

Alabanzas
Aclamad a Dios toda la tierra
Al que me ciñe de poder

Tiempo de Intercesión
Eres mi protector #62
Te daré lo mejor de mi

Lectura bíblica: Mateo 5: 13-16
Reflexión: “Sal y luz”
Predica: Pastor Abner Cotto-Bonilla

Mateo 5: 13-16
La sal de la tierra
13 Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres.
La luz del mundo
14 Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder.
15 Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa.
16 Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.

Cántico de consagración
Que mi vida siempre esté #410

Asamblea Ordinaria
Bendición Pastoral


Reflexión Pastoral: Luego de que Jesucristo enseñara el mejor ejemplo para vivir esta vida, siguiendo las características del reino de Dios de acuerdo a cada bienaventuranza (explicada por estos pasados domingos), termina mencionando dos importantes elementos de vida (sal y luz) para concluir la finalidad de nuestro testimonio y la razón de vivir aquí en el mundo.

El ser llamados/as cristianos/as conlleva mucho más de lo que pensamos. De hecho, las personas del tiempo comenzaron a llamar a los/as cristianos/as “seguidores de Cristo” o “los del camino”. Esta importante afirmación intenta decirnos que esas personas trataron de vivir y seguir el ejemplo de Jesucristo luego que Él ascendió a los cielos. Es de esta misma manera que nosotros tenemos que vivir esta vida, siendo la sal y la luz de mundo, siguiendo el ejemplo de Jesucristo y las características del reino de Dios. La sal está para hacer su función y la luz sirve para alumbrar en toda parte. Pidamos al Señor que nuestra vida y nuestro testimonio sea la sal y la luz de este mundo.

-Pastor Abner Cotto-Bonilla

ORAR POR – Por los matrimonios y relaciones de familia. Por cada generación (niños, adolescentes, juveniles, adultos y ancianos) Por cada ministerio de nuestra iglesia, región y denominación. Los países afectados por terremotos y huracanes (Puerto Rico, Guatemala) y por esta nación. También oramos por la situación de los inmigrantes y las separaciones de familias.

Agradecimientos– Por la recuperación de hermanos/as que se encontraban delicados/as de salud y por peticiones contestadas.

Para oración o ayuda espiritual por favor Comuníquese Con Nosotros